Atras


UN PERRO -“ORTEGA”- TRIUNFADOR DE PAMPLONA
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-12-04 10:31:11

LA PLAZA de Pamplona lucia a reventar, corría el año de 1958, exactamente el 12 de julio, se lidiaba una corrida de Miura, uno de los astados se inutilizó y debía de regresar a los corrales donde seria sacrificado irremediablemente, sin embargo por su casta hacía caso omiso a los capotes de los peones, de los pastores –hombres que trataban de arrearlo a su destino- y ni los cabestros podían cumplir con el cometido para el que fueron adiestrados.

POR UNO de los patios del coso se encontraba Esteban Irisarri, empleado de la famosa divisa, con uno de los canes que le servían en el campo para “pastorear” a las reses, los minutos pasaban y el miureño nada que tomaba el camino de regreso a los corrales, ya se había adueñado de la situación al grado de que el publico mostraba su irritación en grado superlativo. Semejante alboroto llamó la atención del señor Irisarri quien se asomó al ruedo seguido por “Ortega” –nombre del perro- quien, cual si entendiera la causa del escándalo en el graderío, con tres o cuatro ladridos, con sus respectivos mordiscos, logró que el astado se encaminara y entrara a su destino.

LA EUFORIA del público fue tal que un puñado de aficionados bajó al ruedo y en hombros llevó a “Ortega” a dar la vuelta a la circunferencia como premio –único caso conocido de esta situación- pasando a la historia por ende… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino