Atras


“DONDE MANDAN LOS CAPITANES HISPANOS LOS MARINEROS MEXICANOS SOLO SON UNA COMPARSA”.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-11-27 21:31:35

DOS COSAS se despejaron de mi mente el domingo pasado, por cierto ya muy destartalado –y desilusionado- cerebro gracias a lo visto durante la segunda de la temporada en la ex Monumental Plaza México. Una más ya de tantas. LA PRIMERA, la que mas duele, es el daño que se le esta haciendo a “la casta”, a la autóctona, de nuestros astados con la supuesta “renovación” al traer, para su cruza, sangre española con la local. Hasta el cansancio hemos visto que no les ha funcionado y lo que mas se ha logrado es mandar al demonio a dehesas que conservan el líquido y sustancia verdaderamente encastada, aquí perfectamente se puede decir que “donde mandan los capitanes hispanos los marineros mexicanos solo son una comparsa”. ¡Que pena! LA SEGUNDA… El maestro del rejoneo–ni quien lo dude- Pablo Hermoso de Mendoza, ya sobra en los carteles –y en los testimonios de alternativas- y eso lo habló el conclave que dejó de asistir al antes mencionado segundo festejo, para muestra dicen que “con un botón basta”. En este caso fueron algo así como treinta mil “los botones” que dejaron de asistir. Más claro ni el agua, casi veinte años viéndolo por todos lados “ya hablaron”… ¡Y muy claro! NO SÉ será una broma de muy mal gusto pero por ciertos “cafetales” de la ciudad de México cuentan que en la siguiente feria sanmarqueña su hijo, Guillermo, tomará la alternativa, de ser cierto... ¡Pobre Aguascalientes! PARA LA tercera tarde en el embudo capitalino, Ponce, Joselito y “El Payo”, al parecer, ya recapacitaron y los tres astados de los herederos de Teófilo Gómez, y otros tantos de Julio Delgado, los cambiaron por un encierro –al parecer- de El Vergel. Casi aseguramos que los ganaderos presentaron –de último momento- algún certificado medico -de los tan de moda- alegando no ser aptos para lidiarse a la altura de la capital mexicana ya que en la auscultación previa sus veterinarios los encontraron hipertensos… ¡Capaces de eso y más! ¿TENDRÁ LA empresa la idea de renovar el polvoriento camino visto hasta hoy?... ¿El pasado encierro de don Teófilo hizo el milagro oftalmológico para hacer ver –a la empresa- la importancia de presentar encierros dignos de la plaza mas grande del mundo? YA VEREMOS el domingo si cambiamos eso de “siesta brava” por Fiesta digna… ES HORA que los espadas “se pongan las pilas” y den la cara a la verdad de su profesión como matadores de toros. Es hora que le ex Monumental –y ganaderos- dejen de ser un programa de esos “de complacencias”, de intereses y felicidades para los lidiadores… QUIEN PAGA manda y vemos que quienes pagan ya están encontrando otras diversiones, otros espectáculos que emocionan más que los taurinos actuales… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino