Atras


SEVILLA HECHOS CÉLEBRES… PARTE 1.
Por: Jesús García Rojas Muñoz.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-10-14 14:40:36

Toros en 1478: El 1 de julio de 1478 se celebran Fiestas Reales de toros en Sevilla, presumiblemente en la plaza de San Francisco, para celebrar el nacimiento del príncipe Juan de Aragón, segundo hijo de los Reyes Católicos, nacido el día 28 de Junio de ese año.

La plaza de madera: La primera plaza de madera situada en el actual emplazamiento conocido como el Monte del Baratillo se inaugura en 1733. A partir de 1749 se inicia la construcción de la plaza de obra, abriéndose cada año varias gradas o arcos más.

Función de Cañas Reales: 24 de octubre de 1738, Función de Cañas Reales en Sevilla por la boda de Carlos III con Amalia de Polonia Pica Juan Hijón Juan Martin y Juan Santander y capoteo Juan Rodríguez todos los toreros con el traje que les daba la Maestranza de grana y galón de plata, la cosa le costó a la Maestranza 27 mil reales.

Primeras corridas en abril: El 21 de abril de 1761 por vez 1ª toros en abril en Sevilla con Juan Miguel y Palomo a pie, Amisas, Lorenzo Ramos y Sebastián Vicente a caballo. El 22 de abril de 1762 José Cándido debuta, Joaquín Rodríguez y Juan Romero. El 21 de abril de 1763 1ª de toros en Sevilla con Juan Miguel, Manuel Palomo, Joachin Rodríguez y Antonio Albano.

Inauguración: No hubo inauguración oficial de la plaza, aunque muchos la datan el 20 de abril de 1763. Ese año lo que se terminó y empezó a usar fue el cuerpo central de la plaza, Palco del Príncipe, etc…En todo caso fue en los días 21 y 23 de abril en que fueron las primeras funciones de toros de ese año en que se lidiaron 44 toros. La puerta del Príncipe exterior se inaugura en 1765.

Función de Cañas Reales: El 24 de octubre de 1738 tuvo lugar una Función de Cañas Reales en Sevilla por la boda de Carlos III con Amalia de Polonia. Picaron Juan Hijón, Juan Martin y Juan Santander y capoteó Juan Rodríguez, todos los toreros con el traje que les daba la Maestranza de grana y galón de plata, la cosa le costo a la Maestranza 27.000 reales.

Un huracán destruye la mitad de la plaza: El 26 de octubre de 1805 un huracán en forma de enrome remolino se abatió sobre la ciudad de Sevilla y destruyó la mitad de la plaza maestrante, volando por los cielos, según las crónicas, todas las partes de madera de la misma, vigas, traviesas, asientos y barreras… Costó mucho dinero rehacerla aunque hubo tiempo para ello pues desde meses antes no había festejos taurinos en España prohibidos por una cédula real de Carlos IV ese mismo año de 1805.

1814, vuelven los toros: Tras la prohibición, y la posterior ocupación francesa en que no hubo toros en la Maestranza, vuelven las corridas el 24 y 26 de julio de 1814. Con una importante novedad, con el formato actual de ocho toros sólo, en vez de los veintitantos que se lidiaban anteriormente en funciones de mañana, diez toros, y tarde, diez o doce. En estas dos primeras corridas actúan dos diestros muy famosos Curro Guillén y El Sombrerero. El primero ganó 2400 reales cada tarde y el segundo 1600 reales. El medio espada fue Juan García El Quemado que ganó 800 reales cada tarde. Las dos corridas siguientes a ocho toros ya todas, fueron el 10 y 15 de agosto de ese año de 1814, con los mismos toreros y sueldos.

Tras el trienio liberal: 12 y 13 de octubre de 1823, asisten los reyes, Fernando VII y sus altezas venidos de la Isla de león después del trienio liberal a dos corridas en la Maestranza. Y el día 17 a una gran fiesta organizada por la corporación, y otra corrida de toros de la maestranza de Sevilla a la llegada imprevista del duque de Angulema príncipe de Francia, que sentó a su derecha el rey Fernando VII recién recuperado el poder en Sevilla con toda la familia real. Curiosamente, aparecen dos corridas celebradas sobre el 29 de diciembre de 1829 para celebrar la boda de Fernando VII y Mª Cristina de Borbón, que había sido el 11 de diciembre de ese año, pero en los Anales no se refleja, pues dicen: “entre 1826 y 1831 hubo corridas de toros pero no organizadas por la Maestranza, por lo decaída que estaba la afición por entonces…”

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino