Atras


TOROS EN TV: EN LA FERIA DE OTOÑO MADRILEÑA UREÑA PUNTUA Y ADAME DIGNAMENTE CONFIRMA LA ALTERNATIVA
Por: Matador de Toros Mario Carrión.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-10-01 11:14:53

30 de septiembre del 2017
El viernes 29 de septiembre, en una corrida de la Feria de Otoño madrileña, el diestro francés Sebastián Castella, que era la cuarta vez que actuaba en Madrid esta temporada, el murciano Paco Ureña, que sustituía a Antonio Ferrera, y el mexicano Luis David Adame, que confirmaba alternativa, hicieron el paseíllo por el ruedo de Las Ventas para lidiar toros de la notable ganadería Núñez del Cuvillo. Este atractivo cartel causó que la plaza se llenara en tres cuartas partes de su aforo, a pesar de que el festejo era televisado por Canaltoros.

Así que yo, como miles y miles de televidentes, tuve la oportunidad de ver en la pantalla chica lo que pasó esa tarde en el ruedo más importante del mundo, y a continuación usando mi criterio resumo lo visto.

Los astados de Núñez de Cuvillo, con un peso que oscilaba entre 505 y 558, en conjunto no tuvieron ni la suficiente presencia ni fuerza para completamente satisfacer al exigente público madrileño, provocando en varias ocasiones que se oyeran algunas protestas provocadas por las deficiencias de los toros. Hubo tres toros encastados, el primero, el tercero y el sexto, y los restantes tuvieron complicaciones.

El astado de la confirmación de Luis David Adame salió suelto de salida pero llegó al último tercio embistiendo con casta y nobleza. El hidrocálido lo recibió con templadas verónicas y le ejecutó un quite por chicuelinas bajando mucho las manos. Luego tras un lúcido tercio de banderillas en el que sobresalieron dos pares de Fernando Sánchez, se celebró la ceremonia de la confirmación, en la que el padrino y el toricantano se cambiaron los trastos. Luis David inició la faena con unos pases cambiados en el tercio y continuó ejecutando varias tandas de naturales y derechazos rematadas con pases de pecho y recortes. Todo fue efectuado con gusto, clase y templanza, pero con poco ajuste, por lo que su limpia y torera labor no fue debidamente apreciada por los espectadores que en varias ocasiones le dijeron "crúzate". Al matar de una estocada desprendida, saludó en el tercio tras el toro ser arrastrado. Al encastado sexto lo saludó con unos lances a pies juntos y varias verónicas clásicas más media, y luego completó un ajustado quite por gaoneras. Tras brindar a su padre que se hallaba en el tendido, inició la faena dando unos derechazos de rodillas en los medios. Continuó alternando tandas de pases por ambos lados, rematadas con pases de pecho e inspirados adornos, todo ejecutado con temple, mando, gusto y con el ajuste que le faltó en su primero. Cerró su buen hacer con unas bernardinas, y ya tenía un trofeo ganado cuando, por matar de media estocada tras dos pinchazos, el premio se redujo a un saludo en los medios para agradecer los fuertes aplausos de un público que ya se había ganado en el San Isidro del 2016.

El padrino Sebastián Castella tuvo la mala suerte de enfrentarse con el peor lote, el complicado, descastado y escaso de fuerza segundo, que en el último tercio embestía incierto y quedándose corto, y el cuarto, el más serio y pesado del encierro, con 558 quilos, que embestía sin humillar y a trompicones. Lo mejor logrado del diestro francés fueron los dos inicios de faena, que los hizo en los medios con pases cambiados por la espalda, estatuarios y pases del desprecio, lo que hizo presagiar que el lucimiento continuaría. Ahora bien no fue así, pues las dos faenas las completó con altibajos y sin haber acoplamiento entre torero y toro, lo que no es la norma de esta gran figura del toreo. Se deshizo de ambos astados con una efectiva estocada, siendo silenciado al retirarse al callejón.

La tarde fue de Paco Ureña, que actuaba por cuarta vez en Las Ventas esta temporada, al cortarle una oreja al noble tercer nuñezdelcubillo y estar a punto de pasear otra del complicado quinto. Al tercero, que de salida fue protestado por su falta de fuerza, lo recibió con unas templadas verónicas y luego para cuidarlo no le hizo quite. Inició su hacer muleteril en los medios toreando con la mano izquierda sin ni siguiera probar al toro. Allí completó tres tandas por ese lado toreando relajado con mando, templanza, clasicismo y gusto. Al terminar cada pase, sin apenas moverse, se quedaba bien colocado para ligar el siguiente, llevando siempre al toro encelado en el engaño y sin notarse ningún toque. Lo mismo consiguió hacer toreando con la derecha. Era como si estuviera toreando de salón, pero con la particularidad que, a pesar de la facilidad con que bordaba los pases, creaba gran emoción, consiguiendo que el público, a veces puesto de pie, le aplaudiera. Concluyó con unos ayudados por alto, un pase del desprecio y toreando por naturales con la derecha desprendiéndose de la espada. Cobró una estocada y paseó una oreja, que tendría el peso de dos. Al complicado quinto que embestía descompuesto y dando hachazos, el de Lorca ignoró estas malas cualidades e intentó torearlo como si fuera bueno, no con el capote pues tras saludarlo con unos lances probatorios, no hizo quite, pero sí con la muleta. Adame en su turno completó un quite con unas lucidas caleserinas. Ureña inició la faena con unos pases de tanteo por alto y por bajo para luego robarle al complicado animal unos buenos derechazos. Con la izquierda dio tres series que fueron irregulares, sobresaliendo la última tanda. Con mucho valor y oficio volvió a torear con la izquierda, siendo volteado al completar un natural. Salió ileso de milagro y continuó en la brecha para dar otros pases más. Cobró una estocada echándose encima del animal, que le puso el pitón en el cuello y, tras descabellar, saludó en el tercio.

Ahora le queda a Ureña el repetir el triunfo en su doblete el domingo en el mano a mano con Juan Bautista con toros de Adolfo Martín, en el cierre de la Feria de Otoño.

Reseña
Madrid, viernes 29 de septiembre. Feria de Otoño. Toros de Núñez del Cuvillo (justos de presentación y de juego variado; encastados el 1º, el 3º y el 6º y deslucidos y complicados el resto) para Sebastián Castella (silencio; silencio), Paco Ureña (oreja; saludos tras aviso) y Luis David Adame, que confirmaba la alternativa (saludos; saludos). Entrada: 3/4.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino