Atras


¿CALAVERAS? ¿EN VEREMOS?…LA PEÑA RARA AVIS EN TEOCALTICHE.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-07-20 15:35:11

RERFLEXIONO Y… ¿Se tambalean las corridas de Calaveras?... No lo se, lo que me viene a la memoria es que para ver las ya tradicionales dos corridas llamadas “De Calaveras”, -en homenaje a don José Guadalupe Posada, el ilustre grabador paisano que inmortalizó su obra adornando y emperifollando calaveras y esqueletos- en el sexenio pasado el gobierno le ponía una inyeccionsota de pesos y centavos a dichos festejos. Este mismo año se llegó a decir que el retraso para dar a conocer el serial San Marcos 2017 fue por falta de “luz verde” del nuevo sillón de Palacio de Gobierno. Quiera Dios y esté equivocado con mis negros “pensa-presentimientos” y no nos quedemos chiflando en la loma.

QUIENES YA de plano se desistieron de montar –por ahora- la tradicional corrida anual en las fiestas en honor de Jesús de Nazareno, venerado en el Santuario de Nuestro Padre Jesús, en Teocaltiche, Jalisco, en el mes de agosto, son los activos veinticinco socios de la “Peña El Renacimiento”. El motivos es que Protección Civil del municipio exige a los propietarios ciertos arreglos, los mismos que han dejado “para mañana” al no darle el requerido mantenimiento a toda edificación, máxime si el coso ya es centenario. El colmo es que los peñistas, de su propio bolsillo, y a sabiendas que no se debe de fincar en lo ajeno, han querido darle una maquilladita y no se les ha permitido. Conozco un pensamiento… “Cuando uno esta muerto, uno no sabe que esta muerto. Los demás si saben y ellos son los que sufren... Lo mismo pasa cuando uno es…”.

RARO, BASTANTE raro es que una Peña dé algo a cambio de nada. Ellos son la excepción y me consta, los conozco bien como para no tener que inventar piropos… Cambiando de tema.

EN DÍAS pasados me cuestionaban que el tercio de quites ya desapareció en plazas mexicanas, casi, por poco, les doy mi aceptación.

SÍ, ASÍ es. Y el motivo es que después de los tremendos puyazos acostumbrados se doblega hasta un rinoceronte, si las puyas usadas fuesen de menor calibre entonces surgiría el segundo –con probabilidad de sumar uno mas- encuentro con el montado y es ahí donde surge la intervención del compañero para alternar en este bonito espacio lucidor capotero. Y pudiese brotar el pique entre los participantes, tenemos un montón de buenos toreros, lo que hace falta es uno con personalidad propia e inventiva, en ese tercio puede brotar, el quitar es propenso a ello. Todo esto serviría también para conocer la real bravura de los astados… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino