Atras


LOS AGUACEROS DE MAYO PASARON A MEJOR VIDA
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-06-19 21:01:07

DICE MI amigo Matías Lozano Díaz de León -director del portal “Cortando por Lozano.”- que no han sacado a San Isidro a ver la sequía que padecemos en el estado esperando se apiade de nosotros y esto es cierto, ya la sufrimos de manera alarmante. Pasear al santo para hacerle ver la urgencia de aguaceros se acostumbraba. Bien valdría hacer lo mismo con San Pedro Regalado, patrono de los toreros, para hacerle notar que también se requieren sus virtudes y algún empresario taurino se anime a dar las imprescindibles novilladas. En este último caso es a nivel nacional, y ahora, ahora que don Alberto Bailleres tiene todas las plazas de primera, bien valdría la pena prenderle un cirio para esperar el milagro de ver el nacimiento de caras nuevas, hablo del santificado así no esté mal también una cera para al rico hombre propietario de cosos.

MILAGRO QUE no deben de ser solicitado puesto que los festejos menores es la única solución, la que surte al escalafón mayor de la tauromaquia. La cantera es grande, sin embargo, el tiempo pasa y los carteles se vuelven tan repetidos que las plazas lucen semivacías.

MANIFIESTAN LOS empresarios falta de ganado, veamos lo siguiente… El pequeño ejemplar que expiden el Sistema Producto Nacional Bovinos Espectáculos y la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, nos data 268 dehesas registradas en territorio mexicano. Aún con la falta de lluvias ¿tan pobres están en sus criaderos?

AL AZAR he tomado el teléfono -del mencionado librito- de varios ganaderos y ellos, los siete escogidos para la llamada, me contestaron exactamente lo mismo… ¡Cuantos novillos quiere en este momento!... Por lo anterior me animo a pensar entonces que ganado no hay con la cotización de la-s empresas. Increíble es que, hablando de la fiesta brava, existan “más universidades” - corridas de toros- que la indispensable primaria secundaria y/o preparatoria -novilladas-. Así es imposible veamos cartas nuevas, algunas de las existentes están marcadas, si, marcadas con la visa española. Hace décadas -saludos a don Rafael Herrerías- que en México no han podido formar, y rematar, a un joven nacional, con todo y los estériles intercambios de jóvenes que cruzan la mar.

DE EXISTIR un buen tambache de emergidos “en casa”, tendríamos la oportunidad de ver temporadas establecidas, de la forma actual solo vemos ferias, van a la segura, no exponen -menos con novilladas- sabiendo que hay fechas claves para ver colas en las taquillas. Ya lo hemos dicho, antiguamente daban festejos en San Luis Rio Colorado, en Reynosa, en Laredo, en Matamoros, en Nogales, en Monclova, ahora, en cambio, debemos de agregar que han desaparecido plazas en Tijuana, Ciudad Juárez, Puerto Vallarta, Acapulco, Guanajuato capital, en el estado de México. Los cosos nuevos, San Luis Potosí, Torreón, Mérida y Puebla, están más parados que un poste. Aunque nadie duda que hacendarias inversiones inmobiliarias dejan buenos dividendos.

LAS PRECIPITACIÓN no llegan AL CENTRO de México, veremos, y no lo dudamos, que en cuanto se dé festejo alguno la lluvia haga acto de presencia, diga así el orate gerente del vecino país del norte, que el clima no ha cambiado. En la actualidad, ¿temporada?, ¡ni de lluvias!…

HACE VARIOS años existió el dueto -Los Bribones- que cantaba “Los Aguaceros de Mayo”, ahora ni eso suena… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino