Atras


DE TORO... UN POCO.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-05-10 19:02:20

SONORA FUE la carcajada escuchada, nos hizo reír a todos en días pasados. La camaradería en su apogeo, el ambiente bastante ameno, muchas caras conocidas, algunas que teníamos años de no saludar, a otras ahí nos las presentaron, se podría pensar que éramos amigos de toda la vida, agradabilísimos momentos fueron los que vivimos al recibir la invitación del ingeniero Sergio Lomelí, y su hijo, para estar presentes en la inauguración del nuevo tentadero en su ganadería, la de Corlomé, amplio espacio entre la casa grande y la puerta del camino a los potreros, atestiguaríamos la lidia de seis novillos que su propietario deseaba ver para agregar el número de sus sementales, pero hablábamos de la risa…

AL SOLICITAR el correspondiente permiso para la lidia, y con dedicatoria a la máxima autoridad de la hacienda, que en este caso era la misma persona, el primer espada, el michoacano Teodoro Gómez dentro del brindis mencionó, “… gracias por haberme aceptado en mis inicios y por los regaños que me hacía.”… Con voz queda, pero lo suficientemente fuerte para que todos escucháramos, a su paisano, a Fernando Ochoa “se le salió” un… “… ##$&”)(/09%%, regaños en todos lados te los hacían por maleta”. Continuó Teodoro con sus palabras, pero sin poder disimular la risa causada por la inesperada picardía de su coterráneo, que momentos después le jaleaba con fuerza los excelentes muletazos logrados por el también tarasco… A otras cosas.

POR EL lejano año de 1983, exactamente el 11 de abril, un puñado de chiquillos entre los que se encontraban Marcial Fernández, José Pedro Prados “El Fundi”, “Rafaelín” Valencia, José Luis Bote, Miguel Asensi y Enrique Ponce, pasan a la historia valenciana por ser los primeros alumnos de la Escuela de Tauromaquia de esa comarca a cargo del ex matador de toros local Francisco Barrios Estelrich “El Turia”, la primera clase fue ofrecida Pedro Martínez “Pedrés”, y por quien años después fuera apoderado de José Tomás, Santiago López. Se corrieron erales de Murube. DON ANTONIO Mejías Jiménez, más conocido como “Bienvenida”, venezolano por mero accidente, era un maestro, en la extensión de la palabra, querido por todos, por lo mismo nada raro era el que muchos jovencitos soñaran con ser sus ahijados la tarde de su madrileña confirmación de alternativa, a continuación, la lista de sus apadrinados.

Emiliano de la Casa “Morenito de Talavera”, 18 junio 1942, fue un mano a mano.

Carlos Arruza, 18 julio 1944, testigo: Testigo Morenito de Talavera.

Juan Estrada, 26 septiembre 1946: Testigo Pepín Martín Vázquez.

Manolo González, 3 junio 1948: Testigo Pepín Martín Vázquez.

Luis Sánchez (Diamante Negro), 18 junio 1950: Testigo Pepín Martín Vázquez.

Juan Silveti hijo, 17 junio 1951: Testigo Manolo dos Santos.

Jerónimo Pimentel, 20 abril 1952: Testigo Rafael Ortega.

Pablo Lozano, 18 mayo 1952: Testigo Paquito Muñoz.

César Girón, 14 mayo 1955: Testigo Pedro Martínez “Pedrés”.

Antonio Vázquez, 16 mayo 1955: Testigo Julio Aparicio.

Joselito Huerta, 10 mayo 1956: Testigo Manuel Jiménez Díaz “Chicuelo II”.

Rafael Jiménez Castro “Chicuelo”, 16 mayo 1958: Testigo Manolo Vázquez.

Jaime Ostos, 17 mayo 1958: Testigo Gregorio Sánchez.

Antonio González, 18 junio 1959: Testigo Gregorio Sánchez.

Manolo Segura, 29 septiembre 1959: Testigo Manolo Vázquez.

Antonio de Jesús, 11 mayo 1961: Testigo Luis Segura.

Antonio Medina, 30 junio 1963: Testigo “Curro” Romero.

Paco Pallarés, 14 mayo 1966, Manolo Amador.

Francisco Rivera Agüero “Curro” Rivera, 18 mayo 1971. Esta tarde reapareció el Maestro para confirmarle, al hijo de don Fermín, la alternativa: Testigo Andrés Vázquez.

Julio Vega “El Marismeño”, 23 mayo 1972: Testigo Paco Camino
… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino