Atras


SEIS DIJES DE VILLA CARMELA A LOS QUE NO LES DIJERON QUE ERAN DE CASTA.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2016-05-07 10:19:58

QUE PENA, acabamos de pasar la decimoprimera corrida “de toros” de San Marcos 2016, nos emocionó ver la salida de cada uno de los de Villa Carmela, todos fueron aplaudidos al pisar la arena, seis cromos como para pintura, para pinceles y dibujantes exigentes, de los que buscan la estética fastuosa en un burel, fácil y real es decirles que morfológicamente eran perfectos, una delicia verlos en el ruedo, todo irreprochable y difícilmente igualable. Lastima solo una… ¡Se les olvido “decirles” que eran de lidia!... Un chasco más en la ya larga lista de bueyadas lidiadas en este ciclo.

SONARA MAL pero esto ya parece un “auto suicidio”. Pobre fiesta, ella ha muerto y nadie lo quiere creer, menos reconocer. ¡Que pena!

Y HABRÁ quien diga que dos o tres astados de pasados festejos han tenido calidad, esto es cierto, nadie lo podrá negar, pero “el pódium” se lo han llevado los ejemplares contrarios a lo imaginado que debe de ser un bovino bravo, de casta, la casta que ha faltado en un alto porcentaje de lo visto. Se salva de la quema lo que envió Enrique Fraga y dos astados de Begoña. Triste balance.

SEIS ASTADOS no aptos para la lidia que se han encontrado con dos toreros llenos de vergüenza y firmeza en sus quehaceres, Fabián Barba y Paco Ureña, el tercer espada, Mario Aguilar, lucha por abandonar el bache en el que se encuentra desde hace varias temporadas. Algo le pasa que acaba de encontrarse él mismo.

A BARBA le hemos visto firme, exponiendo en demasía, sin aflicciones y con gusto, le ha cortado la oreja a su primero, literalmente se la arrancó, en su segundo saludó en el tercio.

DEL ESPAÑOL debemos de decir lo mismo, llegó a triunfar con total entrega, sin guardarse nada, jugándose la epidermis y, como Barba, poniéndoles el cabello de puntas a los de bata blanca, una oreja en el quinto y la aceptación publica, vale la pena le sigan contratando.

LA ENTRADA fue mala, un cuarto del aforo, cabida para 16 mil paganos que por los resultados vistos cada día “crece más la capacidad” (¿?).

No pasó desapercibido algo que aparentemente no dice gran cosa pero indica mucho, el palco de la empresa permaneció cerrado, no creo esto sucediera por el abrasante calor que pegó con fuerza… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino