Atras


LEO, TRES OREJAS, EN EL 120 ANIVERSARIO DEL COSO SANMARQUEÑO.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2016-04-24 19:40:09

SE SUMAN ya 120 años que en un amplio lote semi-baldío, vecino al jardín de San Marcos, se hizo algo que parecía imposible por aquellos ayeres, construir un coso en tan solo 42 días ya que esos eran los que faltaban para festejar al patrono del entonces espacio llamado “El Pueblito”. El centro de Aguascalientes quedaba a la “enorme” distancia de tan solo 300 metros aproximadamente.

YA EXISTÍA ahí el redondel bautizado cómo “El Buen Tono”, su propietario, José María López de Nava, solicitó al señor Dosamantes, propietario de las dehesas de Venadero y Peñuelas, una renta muy alta para permitirle hacer uso de sus instalaciones y, gracias a la negativa, por ello se decide el ganadero a construir el espacio que hoy cumplió sus juveniles primeros 120 años. No hubo pastel, no hubo piñata ni más regalos que los nuevos propietarios, Espectáculos Taurinos de México, anunciaron una novillada matutina con cuatro espadas, los de casa Diego Emilio y Leo Valadez, con ellos iban el galo Andy Younes y el colombiano Andrés Manrique con ejemplares de Marco Garfias. Así se debe de festejar a una plaza de toros tan bonita como la de mí tierra.

HOY CREIMOS ver a Juan, “El Ecijano”, el espada nacido en el sevillano poblado de Écija en el año de 1858, hijo de don Andrés Jiménez y doña Francisca Ripoll, diestro que inaugurara el coso en 1896, su difusa silueta nos dio la impresión de que cuidaba algo casi propio y fue testigo, no faltaba más, de ver el siguiente resultado taurino…

EL PRIMER espada, Diego Emilio, bien a secas logrando saludar desde el tercio. En el quinto sentimos algo le faltó pero gracias a una estocada superior le fue otorgado un apéndice.

EL PAISANO del Maestro César Rincón, Andrés Manrique, silencio en sus turnos.

CONVECINO NUESTRO es el joven Leo Valadez quien desde hace varios años radica en tierras, y escuelas, españolas, se ha llevado las dos orejas de su primer enemigo, en su segundo el acero le quitó la posibilidad de sumar uno más.

AL FRANCÉS Andy Younes, de Arles, le vimos muy bien, muy enterado en su fina labor, con técnica y no escaso de valor, desgraciadamente el estoque le falló y en ambos escucho tibias palmas, en el último del festejo estuvo a unos segundos de escuchar el tercer aviso.

SOSOS LOS de Marco Garfias que llegaron muy bien presentados.

LA ENTRADA fue muy mala, el desacostumbrado horario matinal, y el excesivo picante sol de esa hora que caía en plomada, tiene que haber influido a que se bromeara diciendo que por ser el 120 aniversario, cual velas de pastel, solo 120 personas asistían. La realidad es que si acaso se pudo contabilizar medio millar de paganos. Y nos vamos a comer, dentro de unos momentos deberemos de asistir a la Monumental para ver la despedida de Eulalio López “El Zotoluco”, “Morante de la Puebla”, y Diego Silveti, con astados de Teófilo Gómez.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino